Algunos tipos de Dietas que trabajamos en TU DIETISTA

5 Tipos de Dietas que trabajamos en TU DIETISTA

En muchos sentidos, el trabajo con la alimentación no sólo se limita a las dietas de pérdida de peso o de aumento de masa muscular, una diversidad de personas acuden a TU DIETISTA | Sara Suárez en busca de ayuda para mejorar su alimentación, sus digestiones y en definitiva sus vidas. Por lo que en este artículo queremos explicaros algunos de 5 Tipos de Dietas que trabajamos en TU DIETISTA.

Los distintos tipos de alergias e intolerancias alimentarias llegan a provocar incluso desesperación en aquellas personas que lo sufren, ya que se ven sin opciones a la hora de sentirse bien a nivel digestivo y eso a la larga afecta tanto a la salud como al estado de ánimo.

Para solventar este problema, en TU DIETISTA | Sara Suárez trabajamos con dietas específicas que tratan desde el punto de vista de la alimentación estas afecciones, para ayudar a los pacientes a que vuelvan a disfrutar con la comida. Concretamente, es el caso de las dietas para celíacos e intolerantes a la fructosa y el sorbitol.

Dieta para Celíacos

En el caso de la enfermedad celíaca, se desarrolla como una alergia al gluten proteína presente en numerosos cereales de consumo habitual, como por ejemplo el trigo. Debido a ello, es un Tipo de Dieta que trabajamos en TU DIETISTA, con el objetivo de ayudar a mejorar la salud de nuestros pacientes.

Una persona diagnosticada de celiaquía, elimina por completo de su alimentación el gluten y desde este momento sus digestiones, su sensación física y su intestino nota una mejoría considerable a la dieta que sí lo presentaba.

Sin embargo, el daño que se produce en las paredes intestinales no se aprecia tan rápidamente, en muchas ocasiones, las personas que padecen esta alergia no eliminan por completo el gluten, ya que puede que no muestren sintomatología agresiva a la hora de su consumo. Esto no quiere decir que a nivel intestinal no se produzca un daño, este daño en la pared intestinal puede llegar a provocar problemas de absorción de nutrientes y llegar incluso a provocar una desnutrición grave.

Dieta para celiacos

Bajo ningún concepto puede incluirse en gluten de forma habitual si hay un diagnóstico de celiaquía, independientemente que las digestiones no sean las propias de una alergia.

No solo afecta a adultos sino también a niños, por lo que será de vital importancia la concienciación de que el gluten puede encontrarse en numerosos alimentos como aditivo para mejorar la textura de los procesados. Por lo que aprender a leer el etiquetado y saber elegir bien los alimentos será un factor clave también de la dieta dirigida a una persona con celiaquía.

Dieta de Intolerancia a la Fructosa y al Sorbitol

Mucho menos conocida es la intolerancia a la fructosa y polialcoholes, como el sorbitol, la cual se ha disparado en este último tiempo. Han sido numerosos los pacientes que han acudido a nuestra consulta refiriendo de síntomas y molestias que no sabían con qué relacionarlos.

Hinchazón, malestar, náuseas… Son muy variados los síntomas según la persona y el grado de intolerancia a ese nutriente presente en la fruta y la verdura. Pero ¿por qué se da esta intolerancia? Al igual que la intolerancia a la lactosa se da por la ausencia o déficit de eficacia de la enzima que rompe la molécula en nuestro organismo, al no poder digerirse provoca la sintomatología ya que como tal no puede absorberse.

Los alimentos peor tolerados son aquellos con cantidad superior de fructosa que de glucosa, así como alimentos ricos polialcoholes como el sorbitol, utilizado en numerosos alimentos como edulcorante.

Las frutas con un contenido similar de fructosa y glucosa (o con una relación de fructosa/glucosa baja) y bajo contenido en sorbitol, se suelen tolerar bien, esto hace que las frutas menos maduras se suelan tolerar mejor, dado a su inferior contenido en azúcares.

Podemos encontrar en Internet numerosas listas con alimentos mejor y peor tolerados según esta relación fructosa/glucosa pero no podría darse una lista concreta ya que difiere muchísimo de una persona a otra, puesto que depende del grado de intolerancia individual.

Por eso, la mejor estrategia es eliminar los alimentos más propensos a producir la sintomatología grave e ir incorporando alimentos según tolerancia.

Intolerancia-fructosa-sorbitol

Dieta Vegetariana

¿Quién no ha oído alguna vez frases como… “te van a faltar proteínas”, “hay que comer de todo” o “vas a coger una anemia” si sigues una dieta vegetariana? Pues bien, la postura de la asociación americana de dietética (ADA) es que las dietas vegetarianas adecuadamente planificadas, incluidas las dietas totalmente vegetarianas o veganas, son saludables, nutricionalmente adecuadas, y pueden proporcionar beneficios para la salud en la prevención y en el tratamiento de ciertas enfermedades.

Con el objetivo de ayudar a todos aquellos pacientes que quieran seguir una alimentación basada en la exclusión de productos de origen animal, la dieta vegetariana es uno de 5 Tipos de Dietas que trabajamos en TU DIETISTA.

Las dietas vegetarianas bien planificadas son apropiadas para todas las etapas del ciclo vital, incluido el embarazo, la lactancia, la infancia, la niñez y la adolescencia, así como para los atletas. Para llegar a esta conclusión, se hizo un extenso repaso a todos los puntos que pueden considerarse en entredicho desde el punto de vista nutricional dentro de estas dietas vegetarianas: Proteínas, Omega 3, Hierro, Zinc, Calcio, Vitamina D, Vitamina B12, etc. 

En 1991 la misma OMS (Organización Mundial de la Salud) confirmó dichos resultados en un informe, recomendando además una dieta basada en vegetales y reconociendo que la carne no era imprescindible en una correcta nutrición.  Esas conclusiones siguen vigentes y pueden encontrarse aún en publicaciones mucho más recientes.

Dieta-vegetariana

¿Cómo es una dieta vegetariana equilibrada?

Hay quien piensa que una dieta vegetariana va a ser siempre saludable y adecuada, sin embargo, se puede ser vegetariano y alimentarse de bollería industrial y patatas fritas, pero obviamente, esa no es precisamente la dieta vegetariana recomendable.

Una buena dieta vegetariana debe incluir:

  • Verduras y hortalizas: A diario en comida y cena, e incluso, si es posible, que sea en crudo una vez al día.
  • Cereales y derivados: A diario y mejor si son integrales.
  • Legumbres y derivados: Entre 5 y 7 veces por semana (combinadas de manera adecuada para conseguir proteínas completas). Aquí se incluyen, además de las legumbres tradicionales, los derivados de la soja (tofu, soja texturizada, edamames…).
  • Seitán (gluten de trigo): Por su contenido en proteína, lo incluiremos también de 6 a 8 veces por semana.
  • Fruta: Entre 2 y 3 piezas al día.
  • Frutos secos y semillas: Un puñadito diario.
  • Lácteos (si se consumen): Entre 2 y 3 raciones al día, mejor semidesnatados.
  • Huevos (si se consumen): Entre 2 y 7 veces por semana.
  • Grasas saludables: 3 cucharadas al día de aceite de oliva o medio aguacate.
  • Bebidas vegetales (opcionalmente a diario): de soja, arroz, avena, almendra… preferiblemente sin azúcares añadidos.
  • Es imprescindible un suplemento de vitamina B12. Si se vive en zonas de poca exposición solar es recomendable tomar alimentos fortificados en vitamina D o suplementarla.

 

Dieta para Perder Peso

Es el principal motivo por el que acuden a consulta la mayoría de nuestros pacientes. Es por esto que no pueden faltar entre 5 Tipos de Dietas que trabajamos en TU DIETISTA.

Si lo que queremos es perder peso de forma saludable y constante, los productos vegetales deben ser la base de la alimentación. Verduras, hortaliza y frutas, constituyen una fuente importante de fibra, micronutrientes y antioxidantes que nos ayudarán a mantenernos saciados e ingerir pocas Calorías.

Además, cuántos más colores, mejor, ya que cada color significa una sustancia antioxidante. Por ejemplo, el rojo del licopeno en el tomate, el naranja del betacaroteno en la zanahoria o el morado de las antocioaninas en la remolacha.

Debemos prestar mucha atención al consumo de buenas fuentes de proteínas, pieza clave para mantener nuestra masa muscular y aportarnos saciedad. Da igual si la fuente alimentaria que se elija es de origen animal o vegetal, siempre que sean materias primas saludables.

  • Alimentos de origen animal: Elegir cortes magros de cerdo, ternera, pollo o pavo, huevos, productos lácteos y pescados. 
  • Alimentos de origen vegetal: Legumbres, frutos secos, y ciertos productos derivados de las legumbres como el tempeh, el tofu o la soja texturizada.

Controlar e incluso reducir la ingesta de alimentos ricos en hidratos de carbono, como el pan, la pasta, el arroz o las patatas.

Por otro lado, debemos evitar la mayor parte de productos altamente procesados que nos ofrece la industria alimentaria. Es decir, todos aquellos productos compuestos principalmente por harinas y aceites refinados, con azúcares o edulcorantes que apenas aportan nutrientes y rebosan calorías.

En definitiva, para evitar contar calorías, lo ideal es seguir la recomendación de ingerir más vegetales y alimentos proteicos y reducir los hidratos de carbono.

perder-peso

Os invitamos a compartir con todos vuestros amigos, familiares y conocidos 5 Tipos de Dietas que trabajamos en TU DIETISTA.

Si necesitas asesoramiento nutricional para mejorar tus hábitos alimenticios y reducir o mantener tu peso saludable contacta con nosotros.

Si quieres adelgazar en Córdoba puedes llamarnos a nuestra consulta TU DIETISTA en Córdoba al 957 45 37 55 o enviarnos un whatsapp al 654 04 34 97 o bien por email a cordoba@tudietista.es   

Para adelgazar en Málaga puedes llamarnos a TU DIETISTA en Málaga al 951 38 58 81 o enviarnos un whatsapp al 635 09 86 44 o enviarnos un email a malaga@tudietista.es

TU DIETISTA | Sara Suárez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *